ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Borondonia}

{ San Borondón siempre es un lugar imaginario. }

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             


Documentos


Últimos comentarios

  • Martín Rafael Rodríguez González en Otra de racismo en Borondonia
  • El OjO en Explosivos porcentajes
  • El OjO en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Penita que nos da
  • Anónimo en Espantos borondonios
  • Torre de Marfil en Espantos borondonios
  • El Ojo en Juegos en Borondonia
  • El Ojo en Guiñoles en Borondonia



  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 chanita

    Inicio > Historias > Vigilantes de la playa en Borondonia

    Vigilantes de la playa en Borondonia

    Borondonia tiene innumerables playas, muchas paradisíacas como rezan los folletos de publicidad turística, aunque en medio del paraíso nos encontremos luego con basuras y otras sorpresas que animan la vida del turista barato. Pero entre todas ellas, una, la playa de Las Teresitas de la capital de la Borondonia Picuda, brilla con el fulgor propio de la arena sahariana.

    Un ayuntamiento de muchos chicharros, de todos los colores, le vende a unos amigotes unos terrenos a precio de ganga. Los amigotes lo compran con un préstamo de la caja. Caja dirigida por uno del mismo club y mismos rejos. Caja "nuestra" de ellos, al igual que el engendro mediático dirigido por los exitosos titulados por la Universidad de la Vida. El préstamo, ¡faltaría más, pordió!, a unos intereses que ya quisiéramos los que pagamos hipotecas a esos que (dicen que) trabajan por Borondonia. Lo que significa que trabajan especulando con los suelos de Borondonia. Suelos escasos por la pequeñez insular. Suelos que han comprado previamente, al calor y los untos de los designios de los planes de ordenación del territorio de los municipios borondonios.

    Hay casos de terror y espanto. Algún día alguien hará una tesis sobre los cambios de la propiedad del suelo en los últimos 30 años en Borondonia. Y quizás diga algo sobre los métodos, maneras y formas por las que se ha ido desalojando de la propiedad de la tierra a sus propietarios tradicionales.

    Los vigilantes de la playa -alcalde, empresarios y banquero- están al descubierto. Pero la prensa de la Borondonia picuda apenas se ha enterado. En la Borondonia redonda se pregona y se mira con lupa. Desde hace tiempo, alguna voz lo viene contando con los pelos y señales permitidos.

    Vigilantes de la playa jugando al pelotazo de manual. Para que la gente no se entere del partido ilegal e irregular, se monta la celebración de no se sabe qué aniversario, que nunca se ha celebrado, de la capitalidad única de las Borondonias en la Borondonia picuda. Debidamente tergiversado al estilo pepito de lomo (y tomo).



    2008-01-28 09:16 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://borondonia.blogalia.com//trackbacks/55130

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.144.21.195 (415b80c958)
    Comentario

    portada | subir