ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Borondonia}

{ San Borondón siempre es un lugar imaginario. }

Archivos

<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Documentos


Últimos comentarios

  • Martín Rafael Rodríguez González en Otra de racismo en Borondonia
  • El OjO en Explosivos porcentajes
  • El OjO en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Penita que nos da
  • Anónimo en Espantos borondonios
  • Torre de Marfil en Espantos borondonios
  • El Ojo en Juegos en Borondonia
  • El Ojo en Guiñoles en Borondonia



  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 chanita

    Inicio > Historias > Huele a podrido

    Huele a podrido

    Pero no en Dinamarca, que no lo sabemos, sino aquí, en Borondonia, donde nos consta porque llevamos años con un tremendo fo encima y alrededor, vayamos donde vayamos. ¿De dónde viene esa peste, dónde está la fábrica del fo?

    La hipótesis más plausible es que la fábrica tiene innumerables sedes, casi una por cada uno de los 88 municipios borondonios, otra por cada cabildo insular borondónico, que son 7 como las estrellas que quieren meter ahora a toda velocidad en la bandera. Y si hablamos del gobierno borondónico, dudamos si las sedes del fo pertenecen a cada consejería o hay sedes en cada una de las numerosísimas direcciones generales, viceconsejerías, empresas públicas y otros echaderos de lealtades y pagos a los amiguetes.

    En los alrededores de la capital de la Borondonia Picuda, algunos tratan de echarle la culpa de la peste a una refinería situada casi en el corazón de la capital. Pero no. La peste principal parece proceder del otro lado, del de Anaga. Un alcalde que se dejó el pellejo para ser elegido diputado y aforarse ante la seguridad de que fiscales y jueces lo tienen en el punto de mira, por vender lo que no era suyo, expropiar a vecinos y hacer grandes regalos a los amigos, con la inestimable colaboración de una entidad de ahorro que no perdona un céntimo a los borondonios medios, pero presta millones sin avales a dos borondonios constructores y amiguetes.

    Hay una sede muy productiva de fo en los alrededores de la cosa mediática, sobre todo para regalar canales autonómicos y locales de TDT (que no de DDT) a los medios que se portan bien y no publican vergüenzas. Por no hablar de la tv de ellos que pagamos todos, con un director muy digital (por el dedo en su 'dedignación'). No tenemos seguridad de si la peste afecta a las neuronas, porque nos choca un tanto que al echarle la culpa de todos los grandes males de la patria borondonia a la inmigración, especialmente a la peninsular, se adjudiquen los canales a quienes se adjudicaron. Todo una lección de "coherencia" política que a nadie extraña porque aquí estamos todos curados de espanto. Uno de los entretenimientos más comunes en todas las borondonias ya no son las bolas criollas ni el envite, sino las apuestas sobre los próximos desbarres de los mandamases de todo signo y condición. Los premios aún no son muy sustanciosos porque son muchos los que aciertan, dada la previsibilidad de los desmanes de los que mandan y de las que mandan, que ellas no se quedan atrás y cumplen a rajatabla las cuotas de igualdad en la producción del fo.

    Hay otra sede no menos productiva de fo en el centro mismo de la educación. Borondonia, todo el mundo lo sabe, es campeona en fracaso escolar y en mala calidad educativa, nada sorprendente si se toma en cuenta que hace décadas que las únicas políticas educativas han sido la de 'ni un duro' y la del 'garrote y tentetieso'. Los profesores piden homologación con los otros funcionarios de los grupos A y B (licenciados y diplomados) de la administración (es un decir) regional. La milagrosa consejera les exige contraprestaciones de calidad. Nadie ha oído jamás hablar de la calidad de los servicios administrativos regionales, ni de que a los funcionarios de la "autonosuya" se les haya exigido nunca nada de nada. Menos aún se les ha exigido a los responsables políticos, salvo que no decaiga la producción del fo.

    El fo en la sanidad es de tal calibre y calidad que merece capítulo aparte. Por ello, los grandes dirigentes de las borondonia se mantienen sanos a base de polvos y esperan que el caos sanitario contribuya eficazmente a solucionar los problemas de la superpoblación que, PPaulino dixit, es la causa de todos los males e impide la cantinela de la sostenibilidad. En cuanto oímos que algo acaba en 'dad', nos ronchamos, pues el fo produce gordas ronchas de hastío y desconfianza. Sobre todo porque se usan como misiles de crucero contra cualquiera que ose pedir lo elemental en la Unión Europea. La ultraperiferia macarronésica va a consistir en eso, en que no nos llegan los mínimos exigibles en el resto de la Unión: transparencia, eficacia en la gestión, democracia real, servicios públicos...

    Acabamos con la pobreza. Hay 17 mil borondonios con más de 1 millón de euros, sacados de no se sabe bien dónde. El regalito de la RIC que, como es lógico, produce ricos y mucho fo. Y como la tarta no es infinita, crece el número de los que carecen de lo mínimo, o sea de los pobres. Borondonia ocupa también lugares de podio en pobreza y subdesarrollo humano. Tampoco se conocen políticas sociales, o algo que se le parezca, en Borondonia. Violencia escolar, violencia machista, delincuencia de cuello blanco y corbata, y delincuencia de mafias internacionales. Todas ellas, como el fo, crecen sin competencia en el paraíso cálido de Borondonia.

    Dicen las malas lenguas que se venden unas mascarillas de oxígeno democrático en algún sitio, pero nadie sabe en cuál. Mientras lo averiguamos, nos conformamos con usar un pañuelo empapado en colonia para hacer frente al fo sin que nos ataque la náusea.


    2007-10-20 09:46 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://borondonia.blogalia.com//trackbacks/52915

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.104.234 (ac68198ecd)
    Comentario

    portada | subir