ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Borondonia}

{ San Borondón siempre es un lugar imaginario. }

Archivos

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      


Documentos


Últimos comentarios

  • Martín Rafael Rodríguez González en Otra de racismo en Borondonia
  • El OjO en Explosivos porcentajes
  • El OjO en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Penita que nos da
  • Anónimo en Espantos borondonios
  • Torre de Marfil en Espantos borondonios
  • El Ojo en Juegos en Borondonia
  • El Ojo en Guiñoles en Borondonia



  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 chanita

    Inicio > Historias > ¿Sale Borondonia en Google maps?

    ¿Sale Borondonia en Google maps?

    Al estar cubierta de brumas y espesos silencios, a veces resulta francamente complicado ver Borondonia desde el aire, como hace Google maps. Afortunadamente, hay una sofisticada tecnología made in Borondonia que tiene cartografiada todas las parcelas de tierra que componen sus escasos territorios y que sirven mucho para el catastro, para recalificar, para planificar importantes infraestructuras y para llevar a cabo importantes negocios de urbanismo y obra pública, que son en Borondonia los dos sectores económicos más rentables y punteros. Todas las élites borondonias tienen en esos sectores invertidas sus más nobles esperanzas de futuro y bienestar. En beneficio de lo nuestro, por supuesto, que eso se da siempre por sentado cuando se trata de espíritus nobles y elevados.

    Resulta que las imágenes de Borondonia que servía Google maps se han sustituído por otras procedentes de la tecnología local que son mejores pero, siempre hay un pero, son bastente más antiguas, con lo cual las últimas y abundantes obras públicas y privadas que adornan todos y cada uno de los pueblos y capitales de estas tierras brumosas, no aparecen en las pantallas de viajeros, curiosos y estudiosos que usan Google maps para viajar virtualmente por Borondonia. Rotondas, hoteles y urbanizaciones no vistas en los mapas resulta que existen con esa contundencia que caracteriza al cemento y el asfalto. Ello ha motivado la denuncia de los ecologistas, que ven el mal por todas partes, y los comentarios en varios medios de la red, como Barrapunto o 20 minutos y de blogueros diversos como Mangas Verdes, Taller o Linotipo.

    La prensa local ha tratado de investigar el asunto pero la verdad dista mucho de brillar o, más bien, brilla precisamente por su ausencia. ¿Se han manipulado consciente y torticeramente las imágenes de Borondonia para ocultar los destrozos y vergüenzas a ojos del mundo y, especialmente, de los turistas y visitantes que oyeron hablar en su día de idílicos paisajes y del mito del vergeldebellezasinpar? ¿O es más bien que en el acuerdo entre Google y la importante empresa de tecnología made in Borondonia, que es la joya de la corona de su exquisitamente equilibradísimo presidente, los borondonios cedieron imágenes antiguas que son de mejor calidad, pero que no son verídicas y fieles para la Borondonia de hoy, dado que no disponen de otras más actuales pese a sus abundantes medios técnicos y humanos?

    ¿Será una oportunidad para los tecnólogos borondonios de trabajar para Google maps y otros servicios de geoinformación, actualizando con imágenes de calidad las que sirve esta empresa americana? ¿Será una cacicada más que ha proporcionado un buen pelotazo a algún pez gordo -bastante gordo- de Borondonia? ¿Estamos ante un caso más de chapuza e incompetencia tecnológica local? ¿O estamos ante un caso de sofisticado intento propagandístico, digno de fumanchú, para atraer incautos turistas y engañar a honrados electores, escondiendo mamotretos diversos y espantosas rotondas? Podemos descartar esta última opción, toda vez que los honrados electores no suelen acceder mayoritariamente a Internet -apenas un 30%- y para ver lo que sucede sólo tienen que salir de sus casas y mirar a los lados. Los turistas y visitantes, los pobres, sí que pueden ser sorprendidos en su confianza.

    Ya nos enteraremos si desde nuestras pantallas accedemos a imágenes nítidas y fieles de esta Borondonia trufada de monumentales obras preelectorales. La verdad no habita entre las brumas de las tierras imaginarias.

    2006-08-01 12:44 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://borondonia.blogalia.com//trackbacks/41935

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.158.195.221 (3985d9ec45)
    Comentario

    portada | subir