ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Borondonia}

{ San Borondón siempre es un lugar imaginario. }

Archivos

<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    


Documentos


Últimos comentarios

  • Martín Rafael Rodríguez González en Otra de racismo en Borondonia
  • El OjO en Explosivos porcentajes
  • El OjO en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Penita que nos da
  • Anónimo en Espantos borondonios
  • Torre de Marfil en Espantos borondonios
  • El Ojo en Juegos en Borondonia
  • El Ojo en Guiñoles en Borondonia



  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 chanita

    Inicio > Historias > Vientos de podredumbre

    Vientos de podredumbre

    Borondonia, además de brumas, tiene fuertes vientos en algunos puntos de su geografía. Vientos persistentes que convierten la vida en esos pagos en desagradable e inhóspita, salvo que se quiera practicar deportes que requieren precisamente viento. O negocios que requieren vientos, como es el caso que hoy nos ocupa.

    Los ecologistas cantan las virtudes del viento y del sol como alternativas energéticas a la electricidad generada por fuel, que es la principal fuente de energía en Borondonia. De forma un tanto indocumentada y optimista, sostienen que el viento y el sol nos permitirán abandonar el petróleo, que es caro y contaminante, y encender nuestras neveras, televisiones, ordenadores y toda la panoplia de aparatos eléctricos que pueblan nuestras casas, a base de sol y viento. Sol y viento que son abundantes y baratos, además de ilimitados e inagotables.

    El viento se transforma, de este modo, en una fuente de negocio, una vez que lo domestiquen adecuadamente y lo pongan a trabajar para ellos, moviendo molinillos -comprados fuera mayormente- que generen electricidad en cantidades industriales. Por ello, el gran mandarín de la Borondonia redonda, aprovechando la feliz coyuntura de tener a su hermanísimo en la autoridad industrial, ideó un perfecto negocio para devolver favores y apoyos y recabar nuevos apoyos y favores. El viento iba a ser para sus amigos, bueno fuera, y se acabó. Con las prisas y la prepotencia se le olvidó cuidar las formas, que consisten en procedimientos para que la digitalización de los negocios no se vea del todo clara y que todo parezca bien hecho. Creyéndose impune, se hizo un paripé de adjudicación por concurso, que ha resultado ser una especie de caja de Pandora, pues de ella han salido todos los monstruos que pueblan desde hace tiempo esta corrupta tierra. No se sabe si están todos los que son, pero sí parece que son todos los que están.




    La judicatura, los empresarios, el gobierno borondonés y el redondo cabildo se han visto salpicados por el escándalo, debido a la denuncia interpuesta por un empresario y que, curiosamente, ha prosperado. Comisiones a políticos, sobornos, apaños en los informes, tramas de apariencia mafiosa y otros fenómenos políticos importados directamente de Sicilia, pero aclimatados a la idiosincrasia borondoniana, se han puesto de manifiesto en la denuncia. La poderosas élites de la Borondonia redonda, la Borondonia bonita y la Borondonia picuda están en este turbio asunto que alcanza a la administración de justicia, además de a consejeros y exconsejeros del Gobierno.

    El denunciante de la trama, un empresario perjudicado por la adjudicación digital, confiesa en una entrevista que el gobierno de Borondonia "huele a podrido". Tanto huele y desde hace tanto tiempo, que los borondonianos ya se han hecho a ese hedor y lo respiran como si de perfume caro se tratara.

    2006-01-29 08:43 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://borondonia.blogalia.com//trackbacks/36975

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.205.141.4 (3c20d4cc09)
    Comentario

    portada | subir