ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Borondonia}

{ San Borondón siempre es un lugar imaginario. }

Archivos

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             


Documentos


Últimos comentarios

  • Martín Rafael Rodríguez González en Otra de racismo en Borondonia
  • El OjO en Explosivos porcentajes
  • El OjO en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Penita que nos da
  • Anónimo en Espantos borondonios
  • Torre de Marfil en Espantos borondonios
  • El Ojo en Juegos en Borondonia
  • El Ojo en Guiñoles en Borondonia



  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 chanita

    Inicio > Historias > Hipocresías

    Hipocresías

    La hipocresía no es una novedad. Desde tiempos remotos ha sido denunciada como estrategia de los poderosos y de los cobardes. No hay nada nuevo en ella, como tampoco lo hay en su denuncia y su desenmascaramiento. Hoy tenemos un ejemplo, que no es nuevo, pero que a mí me ha "llenado la cachimba" y me ha motivado a escribir un poco. Y no sucede en Borondonia esta vez, aunque aquí también la hipocresía sea la norma.

    Veo en esta colección de blogs una de un joven judío, no sé si israelí o español aunque más bien parece lo primero que lo segundo, llamado Yosik y que lleva por título /Desde Sefarad/. Sefarad, España, la tierra de la que fueron expulsados los judíos españoles por la reina católica Isabel de Castilla, para despojarlos de sus bienes y para dejar a España sin sus mejores intelectuales y profesionales. Que aquello fue un proceso que hoy llamarámos de pérdida de capital humano, creo que está fuera de toda duda. Los sefardíes tuvieron que huir e incluso aquellos obligados a cambiar de religión y "convertirse" a la católica, nunca dejaron de ser perseguidos y marginados. Este episodio es uno más de la historia universal de la infamia y la crueldad, y creo que sigue necesitado de más investigación y más análisis por parte de los historiadores. Lo que perdió España por no haber asumido e integrado a Sefarad aún no lo sabemos con exactitud, pero sospecho que fue mucho. Lo más indignante de todo, me parece, es que en general se ha aceptado este genocidio como acertado y en la identidad española ha quedado impreso el antisemitismo y el antiislamismo como señas indelebles de que ser intransigente, sectario y dogmático son virtudes a cultivar. También ha quedado la creencia ampliamente compartida, y no sólo entre españoles por desgracia, en que la "pureza" racial es más bien cosa de ideas y de religión que de biología.

    Que toda la cultura cristiana (tanto católica como ortodoxa y reformada o protestante) es antisemita también parece estar bien establecido, dado que se afirma que fueron "los judíos" los que "mataron" a Jesucristo en la cruz, dejando de lado el papel de los romanos que ocupaban el poder en aquel entonces. Este prejuicio ha dado origen y justificación a innumerables políticas de segregación, discriminación y persecución de los judíos en toda Europa durante siglos, cuya culminación más terrible fueron las políticas del genocidio nazi conocido como Holocausto. Creo que todo esto son hechos bien establecidos y que justifican ampliamente la desconfianza de los judíos de todo el mundo hacia los cristianos de cualquier confesión.

    Sin embargo, nada de esto justifica o da pie, en mi opinión, a la venganza. El Estado de Israel se funda después de la segunda guerra mundial como un intento de reparación por parte de la comunidad internacional al horror del Holocausto. Al fundarse sobre una base étnica y religiosa, un estado para los judíos de todo el mundo, el Estado de Israel deja fuera de la comunidad a los que vivían en ese territorio, es decir, a los palestinos. No voy a entrar en las complejidades y matices de ese problema. Todo estado es un acto de fuerza y de poder y se funda en ello. Puestos así, no hay un solo estado justo en el planeta. Por ello, doy por bueno el Estado de Israel y confieso mi admiración por muchos sus logros, desde el campo de la agricultura hasta el de la cultura. Pero los estados tienen gobiernos, gobiernos de distintas ideologías y confesiones, y hay que separar ambas cosas, pues estar en contra de un gobierno no es estar en contra de un Estado, aunque ciertas ideologías de derechas tiendan a pensarlo así. Nuestro presidente Aznar poco menos que declara antiespañol a todo el que no sea del PP y aplauda sus acciones, como Bush tilda de antiamericanos a todo el que critique sus políticas. Algo de eso sucede también en el caso del blog Desde Sefarad.

    Porque este blog es una excusa para hacer propaganda del gobierno israelí y de sus acciones, es un panfleto político con todo el maniqueísmo y reduccionismo propios del género panfletario: buenos y malos claramente delimitados y el mensaje de que quien no está conmigo está contra mí, pertenece a los malos y hay que acabar con él. Y para ello, la estrategia más usada es la de tachar de 'antisemita', 'antijudío' y 'judeofóbico' a todo aquel que no aplauda las diversas políticas del gobierno de Israel por adueñarse de un territorio. Ese reduccionismo me parece insultante. Por ello, me siento insultada al leer Desde Sefarad y no creo que vuelva a hacerlo. Me fastidia y me entristece que alguien se haya apropiado de un nombre tan hermoso y mítico para hacer ese ejercicio de exclusión, intransigencia y maniqueísmo, desde una ideología concreta que se oculta bajo una causa en principio justa, la denuncia del racismo contra los judíos. Exponga usted, don Yosik, sus ideas y su ideología tal como es. No la empaquete y la disfrace bajo un supuesto ideal igualitario y menos en nombre de Sefarad, que simboliza la tolerancia y el pluralismo perdidos en nombre del cerrilismo religioso e ideológico.

    Ya sé que voy a ser acusada de antijudaismo y antisemitismo, porque la descalificación insultante forma parte siempre de las estrategias partidistas de todos los bandos en conflicto. Igual que me acusan de prosionismo y proimperialismo cuando defiendo algún logro del Estado de Israel ante algún palestino, árabe o simpatizante de los palestinos. Lo disfracen como lo quieran disfrazar, el Muro (eufemísticamente la Valla) que está levantando el Gobierno actual de Israel es una infamia y es un acto de genocidio y un acto de apropiación indebida de territorios.

    No creo que el conflicto entre palestinos e israelíes tenga solución, entre otras cosas porque hay muchos interesados en mantener esta situación por ambos lados, muchos que sus beneficios y su forma de vida dependen de la existencia de ese conflicto. No sé cuántas muertes más va a ocasionar el terrorismo suicida palestino y el terrorismo estatal israelí, ambos ejemplos de fanatismo intransigente.

    Ayer, Noam Chomsky escribe sobre el Muro de la infamia israelí en The New York Times (http://www.nytimes.com/2004/02/23/opinion/23CHOM.html) un artículo que es traducido y comentado en El Periodista Digital (http://www.periodistadigital.com/boletin/object.php?o=22215). Será acusado también de antisemita y antipatriota, porque, como todo el mundo sabe, Chomsky es de izquierdas y ese es su pecado. Su virtud, a mi juicio, es denunciar los hechos y hablar claro. Y más claro no se puede decir lo que en realidad significa ese Muro. No precisamente Sefarad, sino más bien algo más parecido al guetto de Varsovia pero de dimensiones incomparablemente mayores. Ese muro no es cosa de judíos. Es cosa de gobiernos, especialmente los de Ariel Sharon y George Bush. ¡Pobres víctimas de los infames atentados suicidas! Sus muertes injustas y terribles sólo están sirviendo para generar más muerte y más horror.

    En homenaje a ellas, esta bella canción sefardí: "Esta montaña d'enfrente"

    Esta montaña d'enfrente
    S'aciende' y va quemando.
    Allí pedrí al mi amor;
    M'asento y vo llorando.

    Secretos quero descuvrir,
    Secretos de mi vida;
    El cielo quero por papel,
    La mar quero por tinta,

    Los árvoles por péndola,
    Para 'scrivir mis males.
    No hay quien sepa mi dolor,
    Ni ajenos ni parientes.




    2004-02-25 01:00 | 8 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://borondonia.blogalia.com//trackbacks/16123

    Comentarios

    1
    De: JJ Fecha: 2004-02-25 14:14

    Sin embargo, nada de esto justifica o da pie, en mi opinión, a la venganza. El Estado de Israel se funda después de la segunda guerra mundial como un intento de reparación por parte de la comunidad internacional al horror del Holocausto
    En 1948 se crearon dos estados independientes, Israel y un estado palestino: enlace. Entre esos dos estados inmediatamente estalló la guerra, que vencieron los israelitas.
    En cuanto a los prejuicios religiosos contra los israelitas, ya nadie dice que los judíos sean culpables de la muerte de JC (salvo la peli de Mel Gibson). De hecho, el Vaticano en una serie de reglas para películas de tema religioso prohibe que se presente a los judíos como culpables, o que se presenten multitudes condenando a JC.



    2
    De: Tubbo Fecha: 2004-02-25 16:33

    Chanita... totalmente de acuerdo.
    Sin embargo, permítame una puntualización: en Sefarad nunca hubo tolerancia ni pluralismo. Me temo que esa visión (la de la feliz convivencia) no obedece más que a una especie de ideal, a mitad de camino entre el romanticismo y el mito.



    3
    De: chanita Fecha: 2004-02-25 21:36

    JJ: es probable que ahora ya nadie culpe a los judíos de la crucifixión, y que el Vaticano haya emprendido acciones al respecto, pero durante siglos sí se les culpó. Y gracias por el enlace... :-)



    4
    De: webensis Fecha: 2004-02-25 22:52

    Buena crítica :o)



    5
    De: Manolo García Fecha: 2004-04-12 19:52

    Aprecio las opiniones radicales sobre cuestiones que afectan a los derechos humanos pero unos adjetivos tan cargados no ayudan a la argumentación.
    No conozco la cultura europea antisemita. La de Rousseau, Montesquieu, Erasmo... no lo era.
    Yo diría que existía un tono general poco amistoso.
    ¿Qué política nacional antes del s.XX no era chauvinista?
    Ver antisemitismo en la visión personal de Mel Gibson se debe a ir condicionado por una campaña interesada.
    El nacionalismo en confrontación apela mucho al victimismo.
    La expulsión de los judíos de España no fue un capricho sobrevenido de Isabel de Castilla, que poseía una visión privilegiada sobre los problemas que dificultaban la unión ibérica.
    Levantar un muro no es un acto de genocidio.
    La inocente/indiscutible frase que más captó mi atención fue: "el muro no es cosa de de judíos". Que Jahvé me perdone por pensar mal pero ¿Se explica el terrible mecanismo retroalimentado de muertes sin el componente de una población que prefiere CUALQUIER cosa antes de compartir unos gastados sillares de piedra en Tierra Santa con sus hermanos de la tribu de Sem?
    Manolo García



    6
    De: chanita Fecha: 2004-04-26 08:50

    Manolo: de acuerdo en que los adjetivos cargados no ayudan a la argumentación, por eso advertía que se me "había llenado la cachimba"...
    ¿Estás diciendo que quienes dificultaban "la unión ibérica" eran los sefardíes? ¿Y que por eso la privilegiada Doña Isabel los expropió y expulsó?
    Cuando dije que el muro no es cosa de judíos, quería decir que era cosa de judíos israelíes, no de cualquier judío. Hay muchos que están en contra. De todos modos, creo que tienes razón, que en la situación actual ninguna de las dos comunidades se fía de la otra ni quiere compartir nada con ella.
    Hablaba de genocidio porque se trata de aislar y asfixiar a una comunidad, tenerlos cercados para practicar los "asesinatos selectivos", término que significa asesinatos colectivos e indiscriminados.
    En fin, que me revolvía contra el nacionalismo extremo de un weblog que identifica (y reduce) judíos con el actual gobierno del estado de Israel.



    7
    De: Lucas Fecha: 2004-10-06 12:09

    Me encanta leer textos de calidad en la red un saludo y ya sabes donde encontrarme.



    8
    De: Yosik Fecha: 2005-03-13 22:44

    Una aclaración: Desde Sefarad ya no tiene nada que ver con Blogalia. Por petición expresa de quien mantiene este portal, rvr, dejé de tener mi bitácora en estos parajes y me trasladé a Blogger.

    Un saludo.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.145.96.122 (f3903075bc)
    Comentario

    portada | subir