ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Borondonia}

{ San Borondón siempre es un lugar imaginario. }

Archivos

<Agosto 2016
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Documentos


Últimos comentarios

  • Martín Rafael Rodríguez González en Otra de racismo en Borondonia
  • El OjO en Explosivos porcentajes
  • El OjO en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Carne de juzgado
  • chanita en Penita que nos da
  • Anónimo en Espantos borondonios
  • Torre de Marfil en Espantos borondonios
  • El Ojo en Juegos en Borondonia
  • El Ojo en Guiñoles en Borondonia



  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 chanita

    La Laguna en blanco


    Tomada de Flickr emeraude1959


    Mucho rebumbio, sí señor, en la aspirante a capital cultural del archipiélago (aunque no haya un triste cine en su casco patrimonialdelahumanidad y se despida a los bibliotecarios/as sin piedad).

    2009-11-29 11:39 | 0 Comentarios


    Una preguntita para usted...

    Reproducimos para quienes nos leen, este artículo de doña Carmen Ruano, periodista de raza:
    Una preguntita

    CARMEN RUANO
    Es una pena que por mor del imperialismo español que perjudica notablemente a las colonias, entre ellas la de Canarias, no tengamos la posibilidad de ver, al menos a corto plazo, una intervención estelar de Paulino Rivero en el programa de Televisión Española Tengo una pregunta para usted. Quizás la tele autonómica se atreva a copiar el formato y llevar al plató a los próceres de las patrias insulares, pero hasta ese momento habrá que conformarse con el inventito de El presidente responde. ¡Qué digo!, ya ni eso, porque cuentan que Rivero -habría que decir sus asesores- cada vez se molesta menos en contestarle a los ciudadanos que le preguntan a través de la Red. Quizás es que las preguntas de los canarios tengan difícil respuesta. Por ejemplo, ¿podría el señor Presidente explicarnos eso de que el Servicio Canario de Empleo apenas logra dar salida a una de cada cuatro ofertas de trabajo que recibe, a pesar del alto índice de desempleo existente en las Islas? ¿Es por eso que el consejero del área llora y derrama lágrimas con los parados de las Islas? ¿Debemos llorar también nosotros? Quisiera también que don Paulino me respondiera ¿cuándo podremos los canarios elegir libremente médico y hospital para que nos atiendan en caso de enfermedad? Y si no es mucho abusar, ¿por qué un paciente con historia clínica de toda la vida en un hospital es trasladado a otro distinto porque ha cambiado de domicilio? ¿Por qué un paciente del Norte de Tenerife es derivado primero a una clínica privada y no a un hospital público? ¿Qué pasa con el Edificio de Inactividades Ambulatorias del Hospital Universitario de Canarias? A lo mejor estoy pidiendo demasiado, pero ya puestos, ¿me podría explicar el viaje de Rita Martín a China, cuando los chinos no vienen de vacaciones a las Islas sino a montar sus negocios? Cuando la consejera de Turismo canaria, al hablar de la crisis, dice textualmente "hay una pequeña sensibilidad de sensación de que podemos ir mejor", ¿qué quiere decir exactamente? ¿Debemos preocuparnos o no? Y permítame para terminar y no abusar en demasía, ¿por qué las obras públicas en Canarias no se hacen con la misma celeridad que el arreglo de los cuartos de baño de su residencia oficial? Y, ¿de verdad habla en serio cuando dice que no quiere hacer cambios en su Gobierno?


    Cuando conteste a doña Carmen, añadiremos algunas más, no sea que el señor presidente se atragante de tanto escribir.

    2009-04-22 00:22 | 0 Comentarios


    Agüíta!

    No salimos de nuestro asombro para entrar en nuestro estupor. Borondonia se supera a sí misma cada semana, aportando nuevos y escalofriantes indicios de que vivimos en una pesadilla sin nombre de la que no vamos a despertar nunca. Y es que cuando no es Juana es la hermana.

    En este caso, Juana es el origen y la causa del desaguisado y a nadie debe extrañarle, pues la señora empezó a dar muestras patentes de sus extraordinarias mañas en las aulas de la Facultad de Derecho de la ULPGC y siguió, en lo que ahora se llama 'aprendizaje durante toda la vida', incrementando habilidades y destrezas en el Ayuntamiento de la muy noble y muy sufrida ciudad del Real de Las Palmas de Gran Canaria. Juana ejerció de concejala principal durante el alcaldato de un avezado pescador de salmones, tiburones y leuros, para pasar después a sucederle bajo el nombre de Pepa la de Triana Alta. Allí hizo unos apañitos con las concesiones de las potabilizadoras que abastecen de agua a la ciudad que culminaron en que la empresa peor valorada del concurso se llevó la chochona. (Más detalles)

    Y la empresa colocó unos filtros deficientes que tuvieron como resultado una presencia de boro en el agua por encima de los umbrales máximos permitidos. Pero este desastre le ha sucedido al actual alcalde, don Jerónimo, que era lo que le faltaba, pues le han dejado una herencia completamente bichada, tan dañina para su natural elegancia, que ya lleva 2 años de mandato y no levanta cabeza. La ciudad no empelecha y el entusiasmo y las expectativas levantadas con su mayoría absoluta, están más manías que unas galletas viejas. Por no usar otras metáforas más gráficas y contundentes.

    La hermana de Juana no se le queda a la zaga, ni en currículo ni en destrezas, aunque optó por la medicina en vez de por las leyes. Y ahora que Juana anda en la oposición municipal, la hermana anda en el poder regional por el tercio PP (¿Pa'ti-Pa'mí?) y nada menos que en el mando de la Sanidad regional que debía emitir los informes sobre el boro y el agua de la muy noble y muy sufrida capital del Real. Ella es muy dada a hacer mercedes, aunque al final lo que resulten sean 'merdeces'. Otro día nos ocuparemos de este notable ejemplar de la fauna política de Borondonia, para contribuir a la zoología política internacional que anda necesitada de un Linneo taxonomizador.

    No queremos incrementar las estadísticas de suicidio de Borondonia ni las de alcoholismo y drogadicción. Así que, para huir de esta acongojante y opaca realidad, hemos optado por contribuir a elevar las tasas de visionado cinematográfico para consumo televisivo armados del único poder que le queda a la ciudadanía: sus mandos a distancia.

    2009-04-20 19:50 | 0 Comentarios


    Explosivos porcentajes

    El psiquiatra de guardia de esta redacción nos había prescrito reposo total y una ausencia prolongada de Borondonia, pues la salud mental de este equipo peligraba de forma alarmante debido a la desvergüenza de la camarilla (des)gobernante de Borondonia, el olor a salmón podrido, las incesantes barraganadas de cierto diputado de la Borondonia majorera y los ripios machistas y ultramontanos de un tal Camacho. Después de recuperarnos colectivamente en una jaima en medio del desierto y de darnos unas vueltas por las procesiones de Vegueta, nos ha dado el alta y nos ha permitido emprender de nuevo las actividades laborales sin riesgo para la salud ni para la empresa.

    Pues bien, lo primero que encontramos recién quitada la mantilla y los tacones es una propuesta del diputado Pérez del socialismo borondonio, sección picuda, que ha sido una bomba política y ha armado la de dios. Se trata de una cosa simple, pero es sabido que las cosas simples son las más complejas. Propone el muy osado eliminar el tope regional del 6% y rebajar el tope insular del 30 al 5% a la hora de contabilizar los votos para las elecciones al Parlamento borondonio. Dicen los que de esto saben que no hay democracia ni pseudodemocracia más restrictiva que la de Borondonia, hecha a medida -como los trajes del valenciano Camps- para que los que mandan desde siempre sigan mandando para siempre. Y el truco del almendruco está en estos famosos topes.


    Enlazado de ISFTIC


    Por eso, la propuesta-bomba ha sabido a cuerno quemado en los partidos que comparten y reparten el poder político de la Borondonia corrupta, clientelar y amiguista. Pero es parte de la solución que permitirá restablecer la democracia en estas brumosas y confusas islas. Quedan otras cosas importantes, como la de dar el poder a las islas y la de equiparar votos y diputados sin primar al territorio sobre las personas. Pero por alguna parte se ha de empezar y ésta no está nada mal.

    Como podrá observarse, hemos vuelto curados (de espanto).

    2009-04-15 23:00 | 1 Comentarios


    Carne de juzgado

    Al fin el Alcalde de la capital de la Borondonia Picuda ha dado la orden de cambiar las numerosas calles, casi un barrio entero, que glorificaban a los vencedores de la guerra civil española. Falta aún por desmontar una espantosa estatua de homenaje al dictador que todavía ocupa una importante esquina de la capital.



    El Alcalde capitalino anda encausado en lo que la canallesca suele llamar "un pelotazo de libro", situación que empieza a ser la habitual en una parte importante de las élites políticas de todas las borondonias que lleven unas cuantas legislaturas mandando en alguna parte. En esa situación de presunta delincuencia o irregularidad legal, investigada por la justicia o ya sentenciada, andan también algunos miembros del desgobierno borondonio. El vicePPresidente, un tal Soria, por irse a pescar en el jet privado de un poderoso empresario turístico al que después, oh casualidad, se le adjudicaron casualmente miles de camas turísticas nuevas por arte de birlibirloque parlamentario.

    Pero lo más escandaloso de la semana ha sido la sentencia del tribunal superior de justicia declarando nulas las concesiones de emisoras de TDT locales e insular, porque "están teñidas de un acentuado subjetivismo" y manifiestan una "total ausencia de imparcialidad o neutralidad". Se ha lucido el pequeño presidente del gobierno borondonio, aunque una raya más no afecta a este tigre político, que ya sorprendió a propios y extraños nombrando director general de la radiotelevisión "nuestra de ellos" a un señor sin más titulación que la de la universidad de la vida (padre).

    Y ha seguido luciéndose al decir que "la justicia da muchas vueltas" (y lo anulado se puede 'desanular", que parece implicar la expresión) y la bomba de ayer: quien ose decir que alguien del gobierno o la administración ha delinquido, será perseguido por tierra, mar y aire, es decir, por la vía penal, civil y administrativa. Es decir, esa misma justicia que da vueltas según el propio mini presidente borondonio.

    Lo que más aterroriza de este sainete de pesadilla es que, no contento con las cachanchanadas y las adjudicaciones digitales diversas, este señorcito quiere más competencias: puertos, aeropuertos, costas, aguas territoriales, relaciones internacionales y no sé cuántas cosas más. Como el desatino parece ser inversamente proporcional a su estatura, esta redacción tiembla con sólo imaginarse el caos aeroportuario que se derivaría de otorgar licencias de operación a las compañías aéreas de amigotes y comisionados, a las navieras de su preferencia o a los yates de amigos y compinches. Eso sí, habrá abundancia de imágenes en esas teledegitalesterrestres de esa Borondonia zafia y profunda que ellos quieren hacernos tragar como la identidad.

    No sé de qué se escandalizan al enterarse de que en estas ínsulas opacas y manchadas ocupe la cabeza del país en consumo de cocaína y otros estupefacientes. La gente ya no sabe a qué recurrir para olvidar lo que sucede. Menos mal que la presidenta de los conservadores picudos ha propuesto animar el panorama con un hermanamiento de murgas en el Parlamento de Borondonia. Muy adecuado, pues la presunta cámara de representantes de la soberanía popular se ha convertido en un carnaval. Y su Ni Fú Ni Fá, la reina madre de las murgas picudas, la dirige un señor bajito que sangra por las narices como un san pantaleón macarronésico.

    2008-12-19 01:26 | 3 Comentarios


    Otra de racismo en Borondonia

    Allá en las coronas que rodean la cumbre de la Borondonia Picuda, en la Villa y emporio, cuna de linajes, palacios y fortunas, reina una reencarnación grotesca del mencey Bencomo, (ya se sabe que la primera vez la historia es una tragedia pero cuando se repite es una farsa) con apellido de 'colono', que es como los autodenominados nacionalistas de izquierdas borondonios han dado en llamar a los 'godos' para ser políticamente correctos y descriptivos.

    Esta redacción se ha ocupado de la variante borondonia del racismo en diversas ocasiones que se pueden consultar en los archivos de estas crónicas intermitentes y precarias. Los 'moros' son una constante, junto a los 'negros' ya disfrazados de subsaharianos. El libelo de cabecera de la prensa picudo-borondónica azuza constantemente los peores miedos y temores de los habitantes de estas peñas macarronésicas. Lo del alcalde Valencia (provincia de Tenerife) ya ha sido de nota. Las gentes repiten los ejemplos de sus gobernantes y regidores, así que l@s residentes de origen marroquí, sahariano, mauritano, argelino, etc que se anden con ojo por el valle que aspira a capital de la república aborigen jurada sobre los huesos de las momias (no se vayan a creer que las momias iban a librarse de la jornada de 65 horas semanales procedentes de Europa, aunque cobren en áfricos).

    Que no repitamos el tema del racismo borondonio, para no ser indigestos y no sufrir una merma de nuestra decena escasa de lector@s, no significa que no exista y que no se repita día a día. Que no se reproduzca como el kéfir. No crean que pensamos que lo que no se publica en Borondonia no está en el mundo, como decían antaño los funcionarios respecto al BOE. Esta redacción procura no consumir absenta para no darse al surrealismo. Bastante pesadillesca es de por sí la vida, y no sólo en las Borondonias, como para encima imaginar absurdos mayores.

    Absurdos como los que vomita Valencia (provincia de Tenerife) cuando anuncia la invasión marroquí y el peligro inminente que corre la dignidad idiosincrática picudo-borondónica. '¡Los moros se nos "echan encima"!'.

    Las lenguas bífidas y "trífidas" de esta redacción plantean la pregunta de si nos va a tocar uno/una por cabeza y si se puede elegir. Si alguien tiene la respuesta, por favor, que la comparta con esta angustiada redacción que, debido a la crisis, se queda jugando al parchís en vez de jincarse un buche.

    2008-12-03 01:05 | 1 Comentarios


    Crisis en Borondonia

    Aunque por su naturaleza volcánica las cosas telúricas no son ajenas ni extrañas a Borondonia, los vaivenes de la crisis también la alcanzan. Para empezar, la menceyesa de Aguere dimite de primera edila o alcaldesa de su feudo, en el que reinaba con amplia mayoría absoluta y general reconocimiento popular. No es cosa de decir que sea "querida", pero sí que es respetada y que tiene cosas que enseñar, en el buen sentido de la expresión. Dice la lideresa emergente de las renovadas, refundidas y recauchutadas asociaciones insularistas nivarienses (¡aín!) que lo hace por el bien de la ciudad (ella sabrá), el bien del partido (ahí empezamos a entender o vislumbrar algo) y el bien de su hija (ahí no nos metemos). Como se queda trabajando 2 días en Madrid, haciendo relaciones (que la expulsión de Mardones dejó a la Borondonia ultraperiférica sin voz en la metrópoli ultramarina) y desplegando identidad e idiosincrasia. De resto, 5 días para enderezar el tingladillo, que también se suele llamar "ilusionar con un proyecto a nuestra gente".

    Por si eso fuera poco, no anda la esperanza de futuro tampoco clara, pues un habitual de la mala baba de la canallesca borondonia, habla del preclaro y obamesco líder borondonio en Estrasburgo en estos términos: ha terminado por evidenciar en el IX Congreso del PSC los componentes básicos de su personalidad política: el precio de su arrogancia a pagar por el partido en incómodos plazos, su recurso al pragmatismo más sobado y más sobón, su sectarismo desatado con quien puede permitírselo. Más aún que en los congresos del Partido Popular y de Coalición Canaria, la realidad de las Islas, en un contexto de una crisis económica espeluznante, no mereció una sola aportación, un análisis solvente, una panoplia de propuestas concretas, viables, exigentes. Solo la promesa de ganar las próximas elecciones autonómicas. Solo la estafa política e intelectual de suponer que en los votos están todas las razones necesarias para legitimar un liderazgo y avalar una estrategia encerrada en sí misma. Agüíta, que diría el maestro Alemán. Y encima defenestró a la gran vaca sagrada del psoísmo isleño, primer edil del principal y más poblado municipio de las Borondonias.

    Y como todo lo que puede empeorar, inexorablemente empeora, estamos en manos de quienes estamos y manda quien manda, es decir la psoriasis más aguda. Uno de sus síntomas es trabajar sólo para los empresarios borondonios, barriendo para casa y el resto que arree. El vicepresidente soriático ha pedido que se haga una moratoria de 1 año para invertir la RIC, esa teta fiscal que tanta pasta pública ha puesto en la hucha. Otro habitual de la canallesca señala que Aparte de ser una injusticia fiscal, es una invitación al desastre económico: una forma de lograr que caiga aún más la inversión productiva, cuando más necesaria es. Aplicar esa medida contribuye a que la crisis sea mucho más dura en términos de empleo.

    El paro es la cara negra y humana de la crisis, la recesión y la depresión. Las cifras empiezan a ser alarmantes y se prevén peores.

    2008-11-17 01:05 | 0 Comentarios


    Sangre en Borondonia

    No se piense que esta redacción se ha pasado a la novela negra. Ya quisiera más de un@ llegar a los altos niveles de la novela negra grancanaria, con estupendos detectives poblando sus calles, como al último que tuvimos el gusto de leer viviendo en la calle Murga. Nuestras más cordiales felicitaciones al autor y que no pierda las mañas.


    Nuestra sangre se refiere a la emanada de las presidenciales narices del presidente de Borondonia, acontecimiento éste seguido profusamente por los medios de comunicación y lectores/as de ediciones digitales interactivas, que son lo mejor y más nuevo de la prensa libre (mientras dure) hecha posible por las redes de la Internet. Pues a lo que íbamos, el presidente se sitió mal tras una entrevista al parecer muy correcta, lo ingresaron rápidamente (ya habían dicho sus mercedes que las listas de espera en sanidad estaban muy mejoradas), salió del hospital para no romper la agenda, lo tienen que ingresar de nuevo por urgencias y parece que lo van a operar, quemándole esas venitas que lo ponen a tiro de vampiro (con perdón y mejorando lo presente) de tanta sangre derramada. Él había hablado de un pulso firme, pero no de unas narices sangrantes, que es algo mucho más carismático, una especie de San Genaro, patrón de Nápoles, en versión borondonio-sauzalera. Desde esta redacción deseamos de corazón al don que se mejore y se recupere pronto.


    Foto de Canarias 7


    Es bien sabido que la canallesca no descansa. Es su naturaleza, casi podría decirse. Por ello, un acontecimiento tan mediático y numinoso ha de ser, sin duda alguna, un símbolo velado por las brumas borondonias, siempre densas en esta época del año, con la navidades ya inauguradas en el Corte Inglés y en Yo no soy tonto ("ergo compro" quieren los publicistas que nos digamos con la tarjeta de crédito entre los dientes).

    Ese símbolo velado ha sido desvelado parcialmente: el misterio de la sangre presidencial borondonia es causada por la canallesca. En cuanto se asoma a un medio de comunicación, el soriático presidente [{sangra por la nariz ,http://www.diariodeavisos.com/diariodeavisos/content/237743/}] apéndice simbólico donde lo haya. ¿Estará poseído por algún espíritu ancestral que quiere comunicar un mensaje del más allá a nuestra gente? ¿Habrá despertado la irá de algún hechicero receptor de tradiciones tan milenarias como el gran drago milenario de la borondonia picuda?

    No sabemos a ciencia cierta, pero en breve emprenderemos un viaje astral a ver si algo nos es revelado a través del sueño, pues el cógito de renato siempre ayuda. Si así fuera, esta redacción se apresurará a aporrear sus teclados y hacer uso de las redes para mantener la tensión informativa de su tenue audiencia digitalcual.

    2008-11-08 00:59 | 0 Comentarios


    Penita que nos da

    Vuelven las brumas a Borondonia con estas agüitas otoñales que tantos catarros han traído (y los que nos esperan). Pero para catarros el inmenso constipado del partido que lleva mandando, que no gobernando, en Borondonia desde hace nada menos que 14 años. El presidente, copresidente o presidente soriático, había estado haciendo encaje de bolillos políticos para que lo nombraran presidente perpetuo del partido. Pero ese mismo día, su legítima, concejala ella de un montón de cosas, dice en una entrevista que la que manda es ella allí donde la dejen mandar, por ejemplo en su casa y, más por ejemplo, en su ayuntamiento de ahora, pues antes estuvo también de concejala en otro ayuntamiento, del que tuvo que salir por patas antes de que se viniera abajo. Se ve que se mudó y a toda prisa se puso a servir a los demás, que dice que es su verdadera vocación (para desgracia de los "servidos", dicho sea de paso).

    Volviendo al mandado esposo, ese pobre hombre que trabaja sin parar por su gente, le ha salido rana el congreso. La Borondonia bonita se le sublevó y, tras unas cuantas fintas de manual maquiavélico, logró que el candidato paulinil, conejero por más señas, se quedara en la cuneta y saliera elegida ¡una presidenta!. Gran novedad lo de ser presidenta, porque de resto todo sigue igual. La doña presidenta es conocida por no haber hecho otra cosa que ocupar cargos desde hace siglos, aunque últimamente tenía a cierto Marqués de las Dunas arrinconado. El psocialismo maxorato ayudó a desplazarla de la alcaldía y esta presidencia le ha vuelto a dar oxígeno (y nitrógeno). Y se ha quedado el co-presidente en cuadros, triste y solo. Menos mal que en las islas Reunión o algún sitio de esos ultraperiféricos lo esperaban impacientes para nombrarlo presidente de turno de las RUP, que es la nueva fórmula para sacar unos eurucos extras a la Unión Europea, necesarios ahora que pintan bastos en todas las economías, la financiera, la real y, sobre todo, la familiar de parados y paradas que crecen como la espuma en todas las Borondonias.

    Cierto periódico local -la canallesca, ya se sabe, no descansa- ha hecho una encuesta en su edición digital preguntando al respetable qué opinaba de los 15 años de régimen nacional-insularista borondonio, y las respuestas andan ya por las 200 y se lee de todo, pero mayormente malo. Es decir, o escriben sólo los cabreados o parece que el presidentito no goza de simpatía popular por más vacas que ordeñe, más romerías y bailes de magos a los que asiste asiduamente, más papas con mojo y cuartas de vino que se endilgue y más coronaciones marianas que promueva y presida con devoción impostada. Parece que lo de la soledad es común entre los que habitan las alturas del poder, pero que no te quieran ni los tuyos ni los de enfrente debe ser duro. Quizás él ni se dé cuenta trabajando como está día y noche, pues no es vano es nuestro pequeño gran hombre.

    Esta redacción, que sabe ser generosa con los árboles caídos, está desolada. Nos da una penita tan grande, que hemos tenido que salir corriendo al bar de enfrente a echarnos unos piscos de ron para consolarnos y olvidar...

    2008-10-27 22:34 | 1 Comentarios


    Costas


    De CanariasAhora.es


    Algo huele a podrido en Borondonia y no es el retortijón real

    2008-10-17 16:39 | 0 Comentarios


    Espantos borondonios

    Han pasado tantas cosas en Borondonia desde que nos ocupamos de ella por última vez, que es imposible hacer recuento de todas. Pero en común tienen su extrema fealdad: son espantosas. Vivimos en un país -imaginario- que algunos describen como república bananera, apelativo éste que, a nuestro juicio, se queda bastante corto y peca de bondadoso. Aportamos una fotografía reciente de Borondonia, pintada por un famoso pintor flamenco, que muestra sin lugar a duda hasta qué extremos ha llegado la cosa.

    R.UNIDO-ARTE


    No vale la pena entrar en el caso de la reprobación de diversas instituciones a cierto libelo que se publica en la Borondonia Picuda y que se autodenomina periódico, se vende como tal, tiene la mayor tirada del archipiélago, la mayor cuota de publicidad y es objeto de exquisito tratamiento por parte de políticos de la Borondonia occidental. Es racista, machista, xenófobo, carca e ilegible. Y últimamente se ha echado al monte soberanista, reclamando para Borondonia un "estado libre asociado" que le permita dejar de depender del sistema legal y judicial español, a fin de que los políticos corruptos y empantanados en cierto caso sobre cierta playa dejen de ser molestados por fiscales y jueces y el pelotazo quede impune.

    Tampoco vale la pena entrar en el caso del salmón, riquísimo pez que fue pescado por el actual vicepresidente del gobierno borondonio, que también actúa como su responsable(?) de economía y hacienda. Este bigotudo político, antaño al frente del gobierno insular de la Borondonia redonda, se dejó invitar en ese entonces por un magnate del negocio turístico a unas vacaciones en jet privado, concierto en Salzburgo y pesca del salmón en Noruega. A la vuelta, relajado como estaba del periplo, le aprobó al magnate la tira de camas turísticas de indudable interés general. Ahora, gracias a un taimado periodista que no se deja apesebrar ni a tiros, es investigado por la fiscalía anticorrupción. Él dice que su conciencia está tranquila. No lo dudamos, pues la mandó de vacaciones al limbo hace más de 12 años. Casi todo su popular partido anda metido en juzgados diversos acusados de casos múltiples de corrupción, cohecho, prevaricación y otras lindezas. Pero, como él dice, sólo son envidias de sus enemigos políticos del socialismo borondonio.

    Por último, para no hacer esto interminable, está el caso del actual presidente de Borondonia, un señor pequeño de tamaño pero grande de ambiciones. Dicen los expertos en fauna política borondonia que su gobierno es, con diferencia, el peor que se ha sufrido nunca en estas ínsulas brumosas y opacas. Para muestra un botón, aunque hay que señalar que el firmante no le tiene ninguna simpatía al "presi" (lo que lo honra como profesional). Nuestro presidentito tiene una cosa muy clara: la culpa de todo la tiene Madrid. Y ese lema explica desde el fracaso escolar, las altísimas y crecientes cifras del paro, el caos sanitario, la ausencia de políticas sociales, el ascenso de la pobreza y hasta que no llueva lo que el campo necesita. Por supuesto, Madrid también es culpable de que no haya ya campo en el que plantar una batata y las batatas hayan tenido que emigrar en masa al parlamento borondonio.

    Y la vergüenza de las vergüenzas ha sido el comienzo de la demolición de un poblado o caserío de pescadores que se había asentado en la costa de la Borondonia picuda, invadiendo el dominio público, al igual que innumerables hoteles y otras residencias en playas de todas las borondonias. Si Madrid (esta vez sí fue Madrid) hubiera empezado demoliendo estos hoteles y residencias y acabado en Cho Vito, pues muy bien. Pero que guardias civiles y excavadoras hayan empezado por estas viviendas queda muy feo y, además, huele muy mal, aunque las viviendas sean ilegales, que de eso no parece haber duda.

    Esta redacción acaba tan deprimida cada vez que tiene que ocuparse de informar sobre lo que pasa en esta fea tierra, que no podemos ocuparnos con frecuencia de ella para no darnos a la bebida para olvidar. Ahora mismo, sin ir más lejos, nos iremos al bareto más cercano a echarnos un pisco de ron, atontarnos y sacar la risa floja. Pero para no dejar a nuestros escasos lectores en un estado de ánimo pesimista, les informamos de que la Corporación Demoestética está estudiando un ambicioso plan de cirugía plástica para mejorar la imagen de lo que antaño era "vergel de belleza sin par".

    2008-10-12 20:01 | 2 Comentarios


    Juegos en Borondonia

    No vayan a creer que Borondonia será la próxima sede de los Juegos Olímpicos, el mayor espectáculo de circo mediático jamás montado, que cada cuatro años recauda millones y millones en publicidad y propaganda. Se trata de algo más sórdido, aunque no impropio del Olimpo, porque en el Olimpo, es sabido desde la remota antigüedad, se dan cita todos los excesos y pasiones en dimensiones correspondientes a dioses y héroes. Es más sórdido porque son los héroes del cutre día a día enganchado a una máquina tragaperras o a un número con la vana ilusión de que toque el gordo, de que la diosa fortuna sonría.

    Borondonia, cuyo Olimpo político es bastante apestoso últimamente (tanto que no dan ganas de dejar constancia, pero para muestra una), mitiga las pegajosas brumas existenciales metida en los "vicios" jugando a las maquinitas. Se gasta 513 eurucos por persona/año en bingos, casinos y tragaperras, mientras que la media española es de 416 euros por persona y año. 100 euros más, "porque nosotros lo valemos", deberá pensar nuestro PPresidente en ese paraíso del lujo árabe al que fue a veranear con su legítima, no sabemos si a costa del erario público o aprovechando la "subidita" salarial de sus señorías a principios de la temporada política, también conocida como legislatura aunque las leyes hayan brillado por su ausencia. Últimamente, la cosa pública anda disfrazada de cosa nostra y con tanto trajín de peloteo y pelotazos no queda tiempo de legislar. "Que legislen las consultoras catalanas que para eso les pagamos", dicen que se dice en las sedes gubernamentales. No hay estadística conocida sobre las transferencias a consultoras externas por parte de sucesivos gobiernos nacionalistas de lo nuestro/suyo. Como no se enteran de nada, escriben lo que se les dicta dentro de los modelos que ya tienen adaptados de otras consultas y asesorías.

    Este dato de los 100 euros, miren por donde, ayuda a explicar las altas tasas de obesidad que se siguen dando en estas peñas brumosas y de las que la prensa informó hace algunos días. No se presta la tragaperra ni el bingo para mucho ejercicio. Menos aún para diseñar menús, comprar verduritas (con riesgo de infarto al saber de precios y calidades) y ponerse a guisar. Con lo cómodo que es darle al teclado del teléfono y encargar. Lo único que hay que hacer es tener cuidado y no confundir el móvil con el mando de la TV.

    Y a seguir viendo los olímpicos esfuerzos por embelesar al personal...


    2008-08-13 06:37 | 1 Comentarios


    Guiñoles en Borondonia

    Estas ínsulas calimosas y opacas tienen una ventaja importante y un privilegio frente al resto de territorios del planeta: tiene sus guiñoles de carne y hueso y puede ahorrarse el dinerito de los de goma. Gracias a esta cualidad, derivada de nuestro ser macarronésico más idiosincrásico, todos los días tenemos diversos numeritos gubernamentales. Los mejores, sin duda, los del PPresidente, que se lleva el óscar (domínguez, of course) a la excelencia del 'cada vez que meo, pienso', que es estrategia de gobierno (¿o será táctica?) aplicada con profusión por el procerito lerén que disfrutamos los borondonios y borondonias todas por mor de los pactos post-electorales. Su último gag, que tiene partiéndose a toda la ciudadanía (poca) que se ocupa de él: la restricción del segundas residencias, desde el pajerito de la Borondonia Bonita al bungaló de la Redonda.

    Pero hay más proceritos que aspiran a grandes próceres y a disfrutar de columna en plaza pública con el dedo señalando al más allá. Así sucede con el vice soríatico que es un bicho, dicen, de mucho cuidado. Por lo pronto, le ha dado la réplica a su presunto jefe y ha dicho que lo de las segundas residencias es una memez y además imposible e inviable. Y este hombre sabe mucho de residencias. No sabemos si primeras o segundas, pero a lo tonto a lo tonto se hizo un chalé de mil pares y mientras se lo construían logró que un amigo le prestara otro prácticamente gratis. Ya se sabe desde Epicuro que la amistad proporciona grandes placeres y felicidades.

    Otra "guiñola" excelente es doña Rita, que tiene ya un club de fans en el Top Secret de CanariasAhora.es. Ella está al mando de la gallina de los huevos de oro borondonio, de calidad similar al oro cochano. Se ha puesto a estudiar inglés y a viajar, que ya se sabe que en eso consiste el turismo, en chapurrear idiomas y andar de trote por esos mundos.

    No le va a la zaga en talento guiñolero Sita Milagros. Con mano firme (esa de enunciar solemnemente "no me temblará el pulso") la 'seño' le levanta el dedo corazón a los colectivos docentes enguerrillados por la homologación, derecho inventado en los 80 y aceptado por los gobiernos de entonces, que también eran de Borondonia. Las tasas del fracaso escolar son tan altas en estas ínsulas, que no se notarán mucho los efectos de un curso perdido en conflictos. Pero ella no se ha despeinado y sigue erre que erre.

    Otra guiñol de perfil similar en lo del erre que erre es doña Mercedes de la Salud (Perdida). No es de extrañar que cada vez más borondonios y borondonias acudan a curanderos, polvos, rezados, acupunturas y homeopatías diversas, dado el pavoroso estado del servicio público de salud que dice gobernar esta dama, avispada como ella sola para los negocios y la pasta gansa con chaquetas de todos los colores, pues el dinero, ya se sabe, no tiene color.

    Esta ha sido solamente una pequeña incursión en el apasionante mundillo de los auténticos guiñoles borondonios, que son de carne y hueso, son vida en teoría inteligente. Y lo que se ahorra de pagar muñecos, guionistas, actores y demás, que se lo den a los colegas de Santa Úrsula, que para algo todos se conocieron en el bar de la universidad de la vida (padre).

    2008-05-09 11:30 | 1 Comentarios


    Lo que faltaba...

    Este mes de abril de aguas mil, las aguas no llegan ni a diez. Señal de que los refranes van perdiendo vigencia y apenas queda sabiduría popular que sirva para algo, salvo para presumir. Pese a que apenas ha llovido agua, en Borondonia llueven a chaparrones los escándalos y las trapisondas procedentes del gobierno(?) soriático que padecemos.

    Un destacado, aunque poco leído, diario relataba con bastantes pelos y señales la trapisonda de la tele pública de Borondonia, la cual, como todo en Borondonia, es una mezcla de enchufismo, negocio apestoso y asalto a la caja pública. Puede leerse una buena serie que cuenta los entresijos del escándalo y el chanchullo, protagonizado por los innovadores y exitosos titulados de la Universidad de la Vida (padre), única universidad en el planeta que no tiene problemas de financiación ni de empleo de sus titulados. Para otros, lo que sucede en la industria mediática borondonia tiene un nombre: mamandurria. En las Borondonias de a pie, los que estamos en los escalones bajos de las jerarquías económicas y políticas, la cosa se soluciona con no sintonizar con la tele-de-ellos. Entre otras cosas porque sus programas son infumables y sus telediarios más tendenciosos que los de Franco, que ya es mérito.

    Pero lo que faltaba era este calor de m***** y el incendio de la Borondonia gomera. Las desgracias nunca vienen solas, dice el caduco refranero. Y miente, porque lo cierto es que las desgracias no vienen: viven aquí permanentemente instaladas desde hace años, décadas y no sé si siglos pero lo parece. El PPresidente Paulino ha asegurado la coordinación en las tareas de extinción. Nos preguntamos a qué amigo de los tiempos de los 40 principales y los partidos de fútbol ha puesto al frente de los efectivos de protección civil. Nos preguntamos si la Borondonia Gomera, que vota socialista, será castigada por su desafección y arderá en las llamas del infierno como castigo ático.

    Mientras alguien nos contesta, dejamos aquí esta imagen de lo que se está viviendo en Borondonia:




    2008-04-27 11:08 | 2 Comentarios


    ¿Debate o refatiña?

    No se han equivocado y han ido a parar a Porralia. Lo que sucede es que este humilde medio no fue acreditado para asistir al llamado Debate del estado de la nacionalidad (borondonia) que se ha celebrado estos días y al que nadie, salvo los periodistas, ha hecho el más mínimo caso. Lo que sucede en el Parlamento de Borondonia es cosa que al populacho, plebe o ciudadanía borondonia parece importarle un pepino. Es más, al precio que se han puesto los pepinos y otras hortalizas, cualquier pepino, o pepinillo incluso, despierta mayor interés.

    La explicación de esta anomalía democrática y de esa malquerencia popular hacia quien no para de decir que está con la gente, gobierna pegado a la gente (sólo de imaginarme al consejero Ruano pegado a la chepa y echándome el aliento en la nuca, me estremezco) y de cantar "viva la gente", reside en que la ciudadanía borondónica no está aún capacitada para comprender las claves surrealistas de la política nacionalitaria (¿o es nacional-totalitaria?) que impera entre las brumas de todas las Borondonias, desde la Borondonia meridiana a la conejera, pasando, cómo no, por las capitales y los capitales ysin olvidar capiteles y capitanes.

    Cuando los borondonios aprendamos -y nos incluimos en esta ignorancia- que nuestros mandamases expresan y escenifican complejas tragicomedias escritas en el más puro lenguaje y estilo del surrealismo abséntico -atlántico, macarronésico y tricontinental-, accederemos al sátori de experimentar "la gente" a la que incansablemente sirve el presidente soriático-paulinés. Y el conocimiento nos penetrará (y perdón por la expresión).

    Por eso, el soberano empute del eterno, discreto y gris mandamás de la Borondonia Bonita a cuenta del escándalo del nombramiento "prematuro" y paranormal. Por eso, la refatiña de insultos y descalificaciones ad hominem de la que dan cuenta prolija los periódicos locales de la Borondonia mediática. Si se lee sólo unos, parece que el ganador indiscutible ha sido el Presidente paulinés. No porque hubiera esgrimido algún tipo de argumento, sino porque sus insultos han sido más burros. Pero si leemos sólo otros, aparece triunfante y en alto pedestal el brillante jefe-por-un-día de la oposición, echando rayos calificativos de santa indignación. No porque hubiera esgrimido algún tipo de argumento o prueba, sino porque sus insultos tienen mayor altura intelectual y complejidad semántica que los del contrincante. Total, que acerca del estado de la naconalidad (borondónica) nada sabemos, sigue la bruma más compacta. El estado es de refatiña generalizada de los machos dominantes de cada manada, si se nos permite este símil de etología política.

    Es una pena que tan tremendo espectáculo dramático haya sido seguido por una escasa audiencia. El presidente del Parlamento borondónico parecía una mezcla de Papá pitufo y de Mudito de Blancanieves en las fotos de la prensa. Sencillamente, genial. O, por remedar a un clásico del lugar común, en dos palabras: im prezionante. Merece un Óscar, premio que en Borondonia sólo puede ser un ÓscarDomínguez. El resto del elenco simplemente cumplió con su papel habitual y escenificó una dialéctica danza ritual ya muy vista y algo manida, sin coloratura ni colorido.

    2008-03-28 12:57 | 2 Comentarios


    El correíllo electrónico

    Para los no nacidos en Borondonia hay que aclarar que "el correíllo" era el nombre que se daba a los destartalados barcos que cubrían los servicios entre las islas. En el correíllo, el viaje entre, por ejemplo, la Borondonia redonda y la picuda podía durar hasta 7 horas, cuando no había que esperar al amanecer para que pudiera operar el práctico. Al correíllo se lo cargó el ferry, gracias al progreso tecnológico, pero la palabra sigue más o menos en uso con sentidos más metafóricos que el original.

    Pues bien, el PPresidente del gobierno soriático de Borondonia ha puesto en marcha un servicio de "correíllo electrónico" para que sus súbitos pregunten lo que quieran al prócer, que éste les responderá porque ya se sabe que su mayor deseo es servir y defender a los borondonios y borondonias de cualquier infortunio o desazón. Además, sólo tarda 24 horas en responder: un poco más que el correíllo de La Palma de antaño.

    La prensa local se ha hecho eco y mofa de la iniciativa presidencial, tanto que el fiel vicepaulino ha salido a la opinión pública a llamar "ignorantes totales" a todos los que han osado criticar la iniciativa de "El Presidente responde". Todos los grandes mandamases de ahora tienen su blog y su web. Hugo Chávez tiene el "Aló Presidente" que es el bodrio más intragable jamás parido por TV alguna. Lo del correíllo electrónico dicen que ha sido un éxito: casi 500 mensajes el primer día. Sin embargo, a la sufrida ciudadanía se nos esconde lo que pregunta el pueblo al presidente paulinés. Si la web es pública y está pagada con los dineros de todos, los mensajes dirigidos al Presidente y las respuestas obtenidas deberían estar al alcance de todos, que para eso está Internet. La única diferencia entre el correíllo electrónico y la instancia con registro de entrada de toda la vida es que nos ahorramos el papel y el viaje al registro, y que la respuesta tarda sólo 24 horas (una eternidad en la época de aceleración del tiempo de la que habla Manuel Castells y otros teóricos de la sociedad de la información).

    Otra cosa es que entre las funciones del Presidente de Borondonia, según reza la propia web gubernamental, no están las de atender personalmente a la ciudadanía, por lo que hay que considerar que este Presidente in extremis se dedica al correíllo electrónico en sus ratos libres. No nos cabe en la cabeza que nuestro presidente pueda tener un sólo minuto libre en su labor incansable y titánica de defendernos de las agresiones de la metrópoli, y de enseñar al resto del planeta a hablar borondonio y a situar correctamente al archipiélago tanto en el mapa geográfico de los continentes como en el metafísico de los espacios tricontinentales ultraperiféricos y macarronésicos. Ergo, alguien tendrá que estar dándole a la tecla y dedicado a responder 500 mensajes (si es verdad que son 500, cosa que tampoco puede comprobarse).

    Esta humilde redacción no es sospechosa de estar en contra de las TIC. Existimos en ellas y gracias a ellas. No caemos en la categoría de "ignorantes totales" que endilgó vicepaulino a los críticos de esta versión "moejna" del "Aló Presidente" que, dicho en borondonio (nosotros siempre hablamos en borondonio, nuestra lengua materna), vendría a ser: "¡Chacho, Paulino!". Cedemos desde ahora gratuítamente la cabecera traducida al borondonio, por si la presidencia paulinesa quiere hacer uso de ella. Dicho esto, hay que añadir que todo este correíllo electrónico nos suscita una duda existencial y política:

    El PPresidente soriático pertenece a un partido y está en el gobierno mediante un pacto/parto de los montes con otro partido. Ambos partidos perdieron las pasadas elecciones autonómicas (como otros que también gobiernan, ojo, que este proceder ni es ilegal ni es ilegítimo) y en las recientes elecciones generales tampoco ganaron. Es más, el partido del presidente paulinés ha ido a la baja de manera alarmante en varias islas de Borondonia. En la Borondonia redonda no se come una rosca y recoge los frutos de la política de tierra quemada del pasado: la maurisilva ha dejado yermas las fincas de votantes. En la Borondonia picuda su socio de gobierno le está segando la yerba bajo los pies: le arrebata un senador y le gana en votos. Han salvado los muebles gracias al tirón de la menceyesa de Aguere. En la Borondonia bonita también han sufrido un escarmiento por la parte castrense-cordovesa, cosechando también ponzoñas sembradas en la batalla por la cumbre. Reunidos los arúspices y augures del partido paulinés, su veredicto ha sido unánime: "nos hemos alejado de nuestra gente".

    Y para reemprender el "regreso a la gente", cual Ulises volviendo a Itaca, nada mejor que el correíllo electrónico. Porque, además, los gastos los paga el Gobierno y no el partido, con lo cual se ahorra un buen pico y se financia irregularmente al partido. Éste es el gran misterio que rodea al correíllo electrónico: ayudar a que el partido paulinés recupere votos y respeto entre la ciudadanía, ayudado por la TV del colewilly y por los humos pseudoindependentistas, racistas y fachas que salen de las factorías mediáticas de don pepito, quien ha sido nombrado recientemente "doctor deshonoris causa" por la Universidad de la Vida (padre).

    Para contribuir al éxito del correíllo electrónico paulinés (todo sea por la causa de la alfabetización tecnológica de la población) adjuntamos un modelo de consulta que facilitará la labor de la ciudadanía, pues ya se sabe que Borondonia es pasto del fracaso escolar y bate récords en lo de PISA.

    MENSAJE DE CORREÍLLO ELECTRÓNICO
    DESTINATARIO: EL PRESIDENTE RESPONDE

    CUERPO DEL MENSAJE:

    ¡Chacho, Paulino!
    ¿Qué pasa con (lo mío)?
    [Sustituya el paréntesis con su consulta. Por ejemplo: la operación de mi madre que lleva 8 meses en espera, la plaza de jardinero municipal que me prometiste pa' mi cuñado, etc.]
    No me hagas esto, hombredediós, acuerdate de la cena aquella a la que fui a apoyarlos, y que me lo prometiste echándote una papa con mojo y un vasitovino.
    Bueno, ya sabes que una promesa es sagrada y no digo más que lo que no digo, tú me entiendes...
    Se despide atentamente

    [Ponga aquí su nombre, apellidos y DNI]

    2008-03-20 10:27 | 0 Comentarios


    Ganadores S.L.

    Bonito pone hoy González Jérez al guapo candidato del socialismo borondonio. Lo peor de todo es que parece que tiene razón: que JFL es un fenómeno político no identificado, fruto también de las brumas borondónicas, es una hipótesis razonable. El socialismo de la Borondonia Picuda no acaba de tragarlo, mientras que el socialismo añejo y añojo de la Borondonia redonda suspira aliviado de que se vaya de nuevo a los madriles.

    Tiene razón Jerez cuando dice que a JFL lleva meses sin oírsele una idea o una propuesta, un análisis de la sociedad canaria y un programa de gobierno. Sólo se le oye lo ya sabido: lo perdedores y sinvergüenzas que son los de ATI-CC y PP. Insulta estupendamente el señor López Aguilar. Por otra parte, no sabemos cómo encaja el liderazgo mediático de JFL con el poder real de los psocialistas locales: Segura Clavell, Martinón, Santiago Pérez, Saavedra o los del arco iris de la agrupación de la capital que comanda Rafa Esparza.En la Borondonia redonda el psocialismo manda en el Cabildo (en otro pacto de "perdedores") y en el Ayuntamiento capitalino. A éste último le empiezan a llover las críticas fruto del desencanto. La pasión y el furor que levantó Saavedra se está enfriando a pasos agigantados y los defectos de gestión municipal cada día están más claros para una ciudadanía más quemada que la pipa de un indio (de un indio grifiento para más queme).

    Que JFL sea del clan de ZP y que ZP quiera usarlo en su Gobierno, nos parece perfecto. Puede ser ministro de casi cualquier cosa. Y con la hiperactividad y la sordera que lo caracteriza pondrá todo patas arriba y a lo mejor hasta soluciona algo. Mientras, dará versiones divulgativas de doctrina constitucional y de política democrática, que son de agradecer, pero que para eso no se le eligió diputado al Parlamento de Borondonia, en su momento. Comprendemos que quiera irse. Todo el mundo lo entiende, porque ver todas las semanas a la presidencia bicefálica del gobierno soriático-paulinés debería estar premiado con indulgencia plenaria.

    Pero que no nos suelte la milonga de que se va a trabajar para Borondonia, aunque pueda echar una manita desde arriba cuando haga falta. Sobre todo a su colega José Miguel Pérez (que se está revelando como un gran político y un buen gestor), que lo van a tener en el dique seco desde el Gobierno borondonio. Esto que desde el Gobierno de todas las Borondonias y dos piedras se pueda asfixiar al gobierno insular es uno de los grandes escándalos, junto con el demencial sistema electoral, del Estatuto Borondonio. Que es fruto del consenso, creemos recordar.

    Por eso, casi nadie cree en ese Gobierno. Lo que no nos hace inmunes a las consecuencias de sus poderes y sus decisiones. ¿Serán capaces los psocialistas locales de sacar un Estatuto en condiciones? ¿Con democracia plena (una persona, un voto) y con verdaderos poderes insulares? Si JFL ayuda a eso, podrá decirse que habrá trabajado para su tierra, además de para su carrera de león y castillo del XXI.


    2008-03-19 15:17 | 1 Comentarios


    La púrpura volátil

    Ya se sabe que Borondonia es cuna y patria del surrealismo. No sólo por el viaje famoso de André Breton a beberse toda la absenta de la Borondonia Picuda, sino sobre todo porque los sueños imposibles e inquietantes de la pintura surrealista tienen sus modelos y moldes más puros en la vida de la Borondonia picuda, aunque también pueden hallarse trazos nítidos de ella en otras islas, como la Borondonia Bonita, la Redonda y, sobre todo, la Maxorata o Caprania.

    Sentado esto, podemos pasar a comentar el escaño volátil al Senado por la Borondonia Picuda. "El señor de las tres és (excelencia, eficiacia, eficiencia) y las tres eses (silencio, seriedad, socarronería") perdió su escaño de Senador por la isla cuando se recontaron los votos recibidos en ella. Su vicepresidente, un cirujano con muchas ganas de operar en política, le arrebató la púrupura por un puñado de votos. Cariacontecido, nuestro prócer, también conocido como "el señor de las vías y los tranvías", se agazapó a la espera de los votos del pueblo borondonio residente en la patria de Hugo Chávez, nuestros chéveres. Fieles a lo pactado, los votos trasatlánticos y "duramente" conseguidos, elevaron a la púrpura al abnegado trabajador insular capaz de exigir una botella de El Lomo en la mismísima Quinta Avenida neoyorkina. Faltaría más, hombre pordiós.

    Pero ya se sabe que cuando la diabla anda suelta todo se tuerce. En un ejercicio de patriotismo constitucional sin precedentes, los socialistas de la Borondonia picuda ofrecieron a sus enemigos/adversarios políticos sus bien hechos recuentos de votos mesa a mesa, para que completaran las chapuzas de sus interventores. Y salió lo que salió: que digan lo que digan los chéveres la ciudadanía picuda prefiere al cirujano para vestir la púrpura senatorial. De nuevo por un puñado de votos, lo que señala lo reñido de los comicios. Los votantes de la derecha han atisbado al fin quién manda realmente y dónde están mejor protegidos y garantizados sus intereses. En la Borondonia redonda esto ya se hizo hace tiempo y el panorama es distinto, por lo que las púrpuras no andan volando de acá para allá y de allá para acá en sacas de votos poco controlados. Como en Venezuela los muertos pueden votar, votan al paladín de la momia guanche colonialmente abandonada en Madrid. Sin embargo, acabó triunfando el mensaje positivo de "el muerto al hoyo y el vivo al bollo" y el vicepresidente del Cabildo arrebató lealmente el escaño a su presidente.

    La historia de Borondonia ofrece otros ejemplos, más sangrientos, de vicepresidentes contra presidentes. En este caso, ha sido la voz de las urnas, la encuesta definitiva, como dicen los pedantes mediáticos. La púrpura ha sido otorgada al cirujano, quien dice tener remedios para la deteriorada sanidad pública de la Borondonia picuda. Cosa que no se cree ni él dicho sea de paso. El lema que hasta ahora lo ha catapultado a la púrupura, su leit motiv, es no pasar jamás desapercibido.

    Como dios aprieta pero no ahoga, el presidente cabildicio y exsenador podrá dedicarse a su isla de sus desvelos y sus planes, mientras que el vicepresidente senatorial se enciende como una bengala de navidad en la capital del reino y, lejos de la isla, permitirá organizar el rescate (o desalojo del buque) del naufragio del neocaciquismo clientelar, endemismo político híbrido de los diputados a cortes por los distintos tercios y los diputados cuneros de los siglos 19 y 20.

    El cambio climático afecta irremediablemente a Borondonia, que siendo única e irrepetible debería quedar al margen de estos cataclismos planetarios y resulta que no, que está seriamente afectada. Sus opacas brumas políticas empiezan a mostrar jirones cada vez mayores. Pese al brillante trabajo de esa cohorte de portentosos titulados de la Universidad de la Vida (padre), el combate contra las fuerzas de la naturaleza (social) se presenta titánico. Y nada más interesante para una redacción mediática como ésta que un duelo de titanes...

    2008-03-17 11:47 | 0 Comentarios


    Bañolas

    Ese apellido tan precioso, Bañolas, que sugiere cálidos veranos y baños de mar, es el del candidato número 1 del partido del nacionalismo oficial borondonio en la Borondonia Redonda. Habló en un debate televisivo "estatal", que dirían ellos, pues lo "nacional" atañe en exclusiva a las Borondonias y a su margarita (¿o era amapola?). Y lo hizo rematadamente mal, qué vamos a decir. Quizás de haber estado presente Marino Alduán, candidato del nuevo nacionalismo por esa misma isla redondita, lo hubiera hecho un poco mejor o mucho mejor.

    Para empezar, hubiera ensayado para decir en 1 minuto lo que tenía que decir. El habla pachorrúa hay que ajustarla a los tiempos establecidos. Nunca acabamos de enterarnos qué nos quería transmitir Bañolas pues se excedía sistemáticamente en su minuto y la moderadora le retiraba la palabra cada vez más irritada (comprensiblemente). Nos tememos que no nos perdimos nada con esos restos no oídos de los mensajes, pues lo emitido ya daba muestras de los tópicos y lloriqueos idiosincráticos del nacional insularismo coaligado.

    Otra cosa importante: aprender a leer bien, de corrido, sin que se note que está leyendo. Nos tememos que el señor Bañolas no se preparó el debate y se le notó mucho. Leía fatal y, lo que es peor, se le notaba que no se enteraba de lo que estaba leyendo. No ponía nada personal. Parecía la lectura de un parte médico sobre el menisco de Ronalfiño u otro patitas de oro mediático. Clases de lectura y de comprensión lectora. Ya lo dice el archifamoso Informe PISA que lo mismo sirve para un bordado que para un zurcido, si es que alguien entiende aún estas palabras.

    En fin, que se desperdició un apellido tan sonoro y tan norteño para decirle algo al resto de España. Para hacer nuestra buena acción del día como scouts que somos, nos abstendremos de comparar a nuestro candidato con el resto, especialmente con los nacionalismos vascos y catalanes. Un abismo que da vértigo... ;-)

    2008-02-29 11:09 | 5 Comentarios


    Surrealismo

    Borondonia es la cuna y la patria del surrealismo, digan lo que digan los franceses o quien sea. El surrealismo surge de la brumas borondonias del mismo modo que el plátano del racimo... Óscar Domínguez, pintor surrealista donde los haya y de la borondonia picuda y lagunera para más abundar, con película y todo, se queda sin casa porque sus herederos la han vendido a un banco, informa hoy la admirada canallesca local:

    Un cajero automático en la casa natal de un hombre que casi despilfarró la herencia familiar y se hizo pintor y ganó dinero y perdió la razón y la vida es a la vez una paradoja ligeramente surrealista y un perfecto retrato de nuestra infinita, ocurrente y estúpida majadería


    Majadería tricontinental y macarronésica, añadimos con ánimo positifo, que lo de constructivo en Borondonia significa otra cosa cementónica de la que San Borondón nos libre y guarde.

    2008-02-28 14:13 | 0 Comentarios


    portada | subir